Tres años sin Roxana Villalba. ¿Y la justicia que hace?



Policiales » 01/01/2022

Al cumplirse tres años de la desaparición de Roxana Villalba, el pasado 7 de diciembre, se desarrolló una manifestación en el centro del distrito.

Al cumplirse tres años de la desaparición de Roxana Villalba, el pasado 7 de diciembre, se desarrolló una manifestación en el centro del distrito. En ella, se exigió la aparición con vida de la joven, además de que se hicieron denuncias públicas de violencia institucional. También, en el trayecto, se desarrollaron diversas intervenciones en determinados puntos de la localidad.
La iniciativa surgió desde el espacio de géneros «Flores Guerreras», que existe dentro del FOL (Frente de Organizaciones en Lucha) junto a diversas organizaciones que componen la Comisión contra la Trata, para contener y acompañar a Alejandra Villalba, madre de Roxana. «Fue una iniciativa del grupo en el que estamos, ya que acompañamos hace tres años la búsqueda de Roxana. Es algo que siempre nos movilizó y es una lucha que compartimos», comentó Gwen, miembro de «Flores Guerreras» a Mi Ciudad, y añadió: «Queríamos hacer algo tras un año de mucha quietud».
Como durante el año pasado todos los espacios estatales y judiciales estuvieron cerrados, dar con el paradero de la joven fue una cuestión que quedó paralizada. «Se cumple otro año sin Roxana, por eso decidimos expresar nuestro descontento y denunciar a los responsables colectivamente», detalló.
La movilización buscó denunciar la responsabilidad del Estado en la desaparición de Roxana y de otros jóvenes como Tehuel de la Torre, y tantos otros de quienes se desconoce su paradero por la falta de investigación del Poder Judicial. «Esto surgió de la misma tristeza y bronca de la situación, de que todo esté detenido», comentó Cinthya, de FOL, quien agregó: «Toda la situación nos hizo que nos juntemos y propongamos esta movilización, más que ahora se cumplen tres años sin ninguna pista de dónde puede llegar a estar».
La manifestación comenzó en el Municipio. Desde allí llegaron a la Comisaría Primera, donde se realizó una intervención artística, «para visibilizar que una semana atrás intentaron secuestrar a una de nuestras compañeras y la trataron de mentirosa y no le quisieron tomar la denuncia, sumado a la complicidad de la institución policial en las redes de trata», amplía. Por último, culminó con un acto en la Fuente de Varela.

La causa se encuentra en la UFI N°4 de Florencio Varela, a cargo de la fiscal Nuria Gutiérrez. «Hace tres años que la causa la tiene la misma fiscal y no ha avanzado nada», dijo Cinthya y aseguró: «A tres años de la desaparición la causa todavía está caratulada como averiguación de paradero y nosotras venimos exigiendo que se cambie la carátula de la causa, porque creemos que a Roxana alguien la tiene y queremos que se la busque como si estuviera atrapada dentro de una red de trata».
Roxana está desaparecida desde el 7 de diciembre de 2018. Dijo que iba a Caballito a ver a su novio, y según él, nunca llegó. El 15 de diciembre de ese mismo año, estuvo en el Hospital Argerich sacando un turno para hacerse un control de su patología al cual no se presentó días más tarde, el 26 de diciembre. Al momento en que desapareció, no tenía celular y según su madre se comunicaba a través de las redes sociales.
«Creo que la fiscal debería cambiar la carátula o apartarse del caso porque sinceramente no hay avances satisfactorios, lo que me hace sentir una gran decepción con la justicia», dijo a Mi Ciudad Alejandra Villalba, madre de Roxana. Por otro lado aseguró que la marcha fue para exigir la aparición de su hija, además de visibilizar el mal funcionamiento de la justicia ante este tipo de casos, como así también la nula importancia que le dan los diferentes espacios del distrito, como la falta de respuesta por parte del municipio, de la fiscal e inclusive de la Policía.
«Fueron muy extrañas las declaraciones del novio ya que luego de negarlo había dicho que la había visto en alguna ocasión, fue muy contradictorio», dijo Cinthya. «Podían haber solicitado algún seguimiento de cámaras de seguridad, no averiguaron en las redes, no hicieron nada de eso para dar con ella», agregó.
No se descarta que haya un trasfondo político vinculado a este caso, con más de un implicado «tras lo que pasó con Zisuela y toda una red que se va destapando», porque cuando su madre fue a hacer una denuncia «le pusieron un montón de trabas», siguió diciendo.
Por su parte Alejandra aseguró que hay cosas que se pueden hacer y no están haciendo. «Pedí desde el día cero a la fiscal y al juez Villagra abrir el Facebook de mi hija y no sé porque no lo hicieron. Sigo esperando, es urgente y no les importa».
Por otro lado, Gwen dijo: «Nosotros creemos firmemente que las pibas no desaparecen por arte de magia, no se las traga la tierra. No es que tenemos mala suerte y justo nos tocó, hay un trasfondo político y social y sabemos que para combatir esto nos tenemos a nosotras mismas, porque si bien hay un Ministerio de Mujeres, Género y Diversidad, es un «ministerio de cartón» que no tiene presupuesto para funcionar y brindar asistencia integral a las víctimas de violencia de género y a las familias de las pibas que desaparecen».
Alejandra concluyó: «No sólo es la desaparición de Roxana, hay muchas chicas y personas desaparecidas, en el distrito y en muchos lugares que tienen fines políticos y están atravesados por la trata, en todos los niveles sociales y económicos». Además destacó que «hay una mano negra que no permite que los casos salgan a flote y que no permiten que se tenga información sobre esas chicas que aún faltan en su hogar» y la «inoperancia de la justicia que hasta el momento no se ha dado a la tarea de investigar».


TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE
22F